Leyendas Gomeras: donde el muerto mató al vivo

Desde entonces y sobreviviendo a los siglos, en aquel lugar del monte gomero, entre la laurisilva hay un cruce de caminos con una cruz de madera y un texto incrustado en ella que dice: «Aquí está la cruz amigo donde el muerto mató al vivo «:

Eran dos amigos que se querian tanto,

que en La Gomera se decía,

que aunque no tenían la misma sangre,

se trataban como si fueran hermanos.

Hasta que una mañana llegó ella,

su silueta y sus labios tentadores,

hizo que uno de los dos,

alimentara contra el otro, un odio feroz.

Al caer la noche en el sendero,

que cruzaba la montaña,

se encontraron frente a frente,

el amigo bueno y el que celaba,

El celoso en un arrebato de ira,

y con un palo largo entre sus manos,

se puso como una fiera asesina,

y partió el cráneo en dos de su querido amigo.

Después de tan atroz acontecimiento,

el asesino corrió montaña abajo,

llegó al puerto, y sin mediar palabra,

rumbo América marchó, subido en un barco.

Pasaron después muchos años,

y una gran fortuna, en América acumuló,

era un hombre rico y respetado,

y de vuelta a La Gomera regresó.

A los pocos días de su regreso,

quiso recordar su juventud,

cogió un palo largo y puntiagudo,

y al sendero, donde jugaba cuando niño, volvió.

No se sabe si fue su conciencia sucia,

o que el diablo lo llevó,

pero Dios quiso que se diera de narices,

con los huesos desgastados del horror.

A su mente la ira regresó,

y empuñando el palo con fuerza,

empezó a golpear las desgastadas costillas

del que fue su gran amigo en vida.

Varios minutos de imparable ira,

hizo que el palo se clavara entre dos piedras,

que pararon la conducta agresiva,

del que pegaba con fuerza.

Le dio tanta rabia al enrabietado hombre,

que con violencia tiro del palo,

guió la punta Dios con su mano,

y atravesó el corazón del arrebatado.

Cayó al lado de quien fue su amigo,

muertos los dos, cogidos de manos,

ya se vengo el muerto del vivo,

y en el olvido quedó ¿por que se odiaron?

(Autor desconocido )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies