Buenas palabras, malas acciones: salud mental en la Gomera

Buenas palabras, malas acciones: salud mental en la Gomera

Una de cada cuatro consultas en Atención Primaria es realizada por personas que tienen como principal o único motivo de consulta un problema de salud mental

647
0
Fuente: apadea.org
http://ondatagoror.com/wp-content/uploads/2017/08/fred-olsen-2-1.gif

Ayer visitó nuestra isla el Consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias. El Consejero habló de la experiencia y profesionalidad de directivos, de inversión en infraestructuras y de dotación de especialistas en la isla. Buenas palabras.

Y hace estas declaraciones a la vez que conocemos que el nuevo equipo que gestiona el Área de Salud en la isla de La Gomera ha decidido que las personas afectadas por enfermedad mental en la isla no dispondrán de atención de urgencia especializada continuada y sólo se les atenderá fuera del horario laboral la mitad del mes. Con esta injusta decisión, volvemos a ser la única isla que queda en esta situación de desatención. Si usuarios y familiares ya lamentábamos una atención incompleta respecto al resto de islas del archipiélago, de pronto, tener enfermedad mental en La Gomera es la mitad de importante para el Gobierno de Canarias que tener esta enfermedad crónica, por ejemplo, en El Hierro o en cualquiera de las siete islas con atención hospitalaria. Nos descienden de segunda a tercera regional sin entender por qué. Es cierto que los que vivimos en La Gomera hemos tenido que desarrollar un carácter recio y autosuficiente, en parte debido a la lejanía y miopía de los gobiernos autonómicos, pero, por favor, ya está bien, no se ceben con nosotros, tenemos derecho a la Equidad en la atención sanitaria. Y desatender la salud mental es un tema muy sensible para toda la sociedad.

En enero, la Comisión de Discapacidad del Parlamento Canario centró su reunión en el valor de cuidar la Salud Mental, señalándose que las personas con problemas de este tipo deben ser tratadas de una manera individualizada y “continuada“, afirmando que es necesario mejorar la atención a las personas con trastorno mental en las islas. Mejorar. Pero un par de meses después la empeoran significativamente en La Gomera. Hechos son amores.

Y a esto se une que hace unas semanas la Consejería de Sanidad presentó en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Canarias el borrador del Plan de Salud para los años 2016-2017. En ese Plan se reconoce la Salud Mental como objetivo prioritario de intervención (junto con la Enfermedad Cardiovascular, Diabetes Mellitus y Cáncer) y la necesidad de atender la enfermedad mental de forma continuada. En esa misma reunión el Consejero de Sanidad, Dr. Jesús Morera Molina, afirmaba que ha creado un equipo en busca de Nichos de inequidad en la salud canaria. Pero, suponemos que de forma inconsciente, realiza nombramientos que se encargan de crear esos Nichos de Inequidad donde ya se amontonaban otros.

Volver urgentemente a la atención normalizada como el resto de las islas sería una acción sabia y, lo que es mas importante, evitaría futuros sucesos que podamos lamentar demasiado tarde.

De momento, observamos que las palabras y las acciones no van de la mano. Buenas Palabras, Malas Acciones. Por sus hechos los conoceremos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta