Señalan al culpable por el fallo que anuló los sistemas de comunicación del avión de Merkel

  • La situación obligó a los pilotos a realizar un peligroso aterrizaje con el sistema de radio muerto y los tanques repletos de combustible.

Las causas de los problemas técnicos registrados el pasado 29 de noviembre en el avión de la canciller alemana Angela Merkel, que la obligaron a regresar a suelo germano tras despegar rumbo a la cumbre del G20 en Buenos Aires, han sido descritas en un reporte confidencial de las Fuerzas Armadas del país europeo citado este miércoles por la revista Der Spiegel.

Según ese documento, la responsabilidad por lo sucedido recae sobre la compañía Lufthansa Technik, subsidiaria de la aerolínea Lufthansa, que en 2010 realizó tareas de mantenimiento en el Airbus A340 al servicio de la canciller alemana y reemplazó el sistema de comunicaciones de abordo sin notificar de ello a los pilotos.

A diferencia del anterior sistema Audio Management Unit analógico (AMU), la nueva versión digital del mismo instalada por Lufthansa Technik requiere de un procedimiento distinto para ser reiniciado en caso de alguna falla.

Así, tras despegar ese día rumbo a Argentina, un falso contacto ocurrido a causa de una soldadura defectuosa en uno de los rectificadores de corriente provocó un apagón en algunos de los sistemas de abordo. A su vez, un posterior fallo registrado en los relés hizo que el sistema de alimentación de emergencia, que se activa automáticamente en tales situaciones, se desconectara al cabo de 70 segundos.

Los pilotos notaron la señal de alerta en la cabina e intentaron reiniciar el sistema de comunicación siguiendo las instrucciones descritas en la documentación oficial, pero al no tener éxito y perder contacto con tierra, debieron recurrir a un teléfono satelital para advertir de lo sucedido al puesto de control aéreo.

Como consecuencia, la aeronave debió aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Colonia/Bonn con los sistemas de radio apagados y los tanques repletos de combustible, lo cual expuso a la aeronave y a sus ocupantes a una situación de riesgo elevado.

Finalmente, Merkel reanudó su viaje a la cumbre internacional en un vuelo comercial de Iberia, causando gran sorpresa con su presencia al resto de los pasajeros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies