El Senado aprueba la propuesta de Chinea para que el voto rogado se derogue en un plazo de seis meses

● El PSOE acepta incluir en su moción, aprobada por la Cámara Alta, la enmienda de
ASG para que la reforma legislativa se lleve a cabo en un plazo máximo de seis meses
● Chinea: “Hoy es el inicio para poner fin a los más de ocho años que ha permanecido
vigente una barrera que ha impedido ejercer el voto a una amplia mayoría de
españoles y canarios residentes en otros países”
La Gomera, a 26 de febrero de 2020. El pleno del Senado dio luz verde hoy a una moción
para promover e impulsar una iniciativa legislativa dirigida a suprimir de la legislación electoral
la exigencia de voto rogado para los españoles residentes en el extranjero. La iniciativa se
aprobó con una enmienda firmada por el senador por la isla de La Gomera, Fabián Chinea, para
que esta iniciativa se lleve a cabo en un plazo no superior a los seis meses “con el mayor
consenso posible de todos los grupos parlamentarios”.
El senador de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) considera que este importante paso que
se ha dado esta mañana en el Senado “es el inicio para poner fin a los más de ocho años que ha
permanecido vigente una barrera casi infranqueable para los más de dos millones de españoles
que residen en el extranjero”.
“El sistema actual, aprobado en una reforma llevada a cabo en 2011, hace imposible el voto para
la amplia mayoría de los residentes en el exterior. Y ahora nos corresponde buscar una salida
para corregir este problema y encontrar la solución más factible y realista”, destaca el senador
gomero.
Chinea apunta que “existen soluciones que otros países ya tienen vigentes con resultados más
que satisfactorios. Unos lo hacen por la vía tecnológica, como son los casos de Suiza y Estonia,
y otros con el voto directo en consulados, como es Francia”.
El senador de ASG recuerda que “la amplia mayoría de la diáspora canaria y gomera se
encuentra al otro lado del Atlántico, sobre todo en Venezuela y Cuba. Y ellos y ellas, además de
la crisis política y económica que se vive en ambos países, han visto mermados sus derechos,
entre ellos el de ejercer su derecho al voto”.
“Nosotros tenemos la oportunidad en esta Cámara”, añadió, “de devolverles un derecho que
nunca debieron perder. Y hacerlo con un calendario con un plazo específico para que este asunto
no vuelva a quedar arrinconado por la urgencia de otras prioridades políticas.
El llamado voto rogado, que se instauró para evitar cualquier posibilidad de fraude ante los
numerosos errores en el censo, obliga a los españoles residentes en el exterior que quieran
participar en cualquier proceso electoral a rogar el voto, esto es, estar registrados, mostrar su
voluntad de votar pidiendo la documentación junto a una copia de su DNI o pasaporte, esperar a
que les lleguen las papeletas una vez que se hayan cerrado las listas y luego votar por correo o
en los consulados. En la práctica, la inmensa mayoría de las veces los votantes no superan el
segundo trámite, ya que la documentación llega con las urnas cerradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies