Ada García emplaza a la ASG de Curbelo a replantearse las estrategias energéticas para la isla de La Gomera

Para la consejera, el gobierno insular debe preocuparse por dotar de energías renovables a La Gomera, que es la isla del Archipiélago con menor presencia de este tipo de energías y desechar la idea del cable submarino con Tenerife.

Ada García, consejera del Grupo Mixto en el Cabildo de La Gomera, ante el segundo cero energético que sufre la isla de Tenerife en menos de un año, considera que el grupo de gobierno en el Cabildo gomero debe desarrollar sin más dilación las energías renovables en la Isla y desechar la idea del cable submarino con Tenerife.

La consejera señala al respecto “es incomprensible que con las potencialidades que posee La Gomera para implantar las energías renovables sigamos estando en el furgón de cola de Canarias. Y que ante esa situación no se sepa nada del Plan Energético insular. Es más, el problema energético para los representantes de ASG se limita a la puesta en marcha de la conexión de un cable submarino con Tenerife, isla que ha sufrido dos ceros energéticos en menos de un año”.

García advierte que dicho cable de conexión, cuyo coste estimado es en torno a los 90 millones de €, es un factor más de dependencia energética con el exterior con las consecuencias que ello implica, y de apuesta por los combustibles fósiles y sus derivaciones en el cambio climático. Por otro lado, este proyecto no favorece el desarrollo de estrategias energéticas en la isla y no promueve a los sectores económicos insulares relacionados con las energías renovables.

Para la consejera, “el sector energético está viviendo una fuerte transformación, y en este proceso destaca el paso que han dado los consumidores al dejar de ser meros espectadores para ser usuarios totalmente activos y protagonistas. Por eso en La Gomera, las administraciones deben propiciar que esta transformación se lleve a cabo a través de la participación directa de los ciudadanos en todo el proceso, de la democratización de las decisiones que toman y de la independencia energética”.

García argumenta que la mejor manera que tienen las administraciones de presionar a las multinacionales eléctricas para que corrijan el abandono y olvido de las infraestructuras, además de multas, es trabajar con firmeza en el sentido de la transición y la soberanía energética.

“Cada vez queda más claro que para Canarias la única solución pasa por un nuevo modelo energético, basado en la descentralización y el autoconsumo de energías renovables (fotovoltaica, minieólica, geotermia de baja entalpía…). La estabilidad del sistema es posible gracias a la madurez de la tecnología, por lo que ya no es creíble el argumento que nos han impuesto las multinacionales y sus valedores políticos. Hay expertos que consideran que el coste del cable de alta tensión entre Tenerife y La Gomera costaría lo mismo que dotar a todos quienes habitamos aquí de autoconsumo” abunda la consejera.

Del mismo modo, Ada García critica lo mal enfocadas que han sido las subvenciones de fotovoltaica de autoconsumo del Cabildo de La Gomera. “A una pregunta sobre su incidencia, Curbelo manifestó sin ningún tipo de rubor que era poca ya que buena parte de los solicitantes no cumplía con las bases por problemas de legalidad. Es decir, en vez de adaptar las bases a una realidad compleja como la que existe en la isla en cuanto a disciplina urbanística, la ASG de Curbelo presume en notas de prensa y en plenos de la apuesta por las energías renovables cuando realmente todo ese relato es cosmético y poco eficiente”, finaliza la consejera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies