Oramas propone que sea el Defensor del Pueblo quien asuma la investigación sobre lo ocurrido con las residencias de mayores

“Esta sociedad no puede seguir echándose los muertos a la cara; tiene
que reconciliarse con lo que pasó y tener garantías de que no vuelva a
pasar”

Madrid a 25 de junio de 2020.-

La diputada ce CC-PNC en el Congreso de los Diputados, Ana Oramas,
propuso esta mañana que sea el Defensor del Pueblo quien analice,
investigue, y proponga soluciones a futuro, lo ocurrido en las
residencias de mayores durante la pandemia. “Este asunto”, señaló Oramas
al Defensor del Pueblo que hoy presentó su informe anual en el Congreso,
“no puede ser motivo de reflexión en su informe del año que viene y, por
supuesto, lo ocurrido no puede ser utilizada como un arma política”.

Por ello, la diputada nacionalista propuso que el Defensor del Pueblo,
que es “el único órgano neutral, que tiene la potestad de pedir cuentas
a todas las administraciones del país, que tienen los medios y no está
metida en la guerra política” sea el responsable de analizar qué ocurrió
y, sobre todo, “que hay que hacer para que no vuelva a ocurrir”.
“Tenemos que saber qué fue lo que pasó, pero también detectar las
carencias y prepararnos para que no vuelva a ocurrir”.

Para ello, Oramas propuso que la Cámara, con el respaldo de todos los
grupos políticos, realice esa encomienda al Defensor del Pueblo y se le
dote de medios para poder realizar ese análisis. La diputada recordó que
son muchas las administraciones las que tienen competencias en materia
de asistencia a mayores; desde la teleasistencia y asistencia
domiciliaria que recae en los ayuntamientos, las residencias que son
competencias de cabildos en el caso de Canarias, la sanidad en las
Comunidades Autónomas y el incumplimiento de la Ley de Dependencia de la
que responde el Estado. “Por ello”, agregó, “y por su capacidad de pedir
responsabilidades a todas las administraciones, es el Defensor del
Pueblo quien puede, sin convertirlo en un arma político, analizar qué
fue lo que ocurrió y, sobre todo, insisto, que se debe hacer para que no
vuelva a ocurrir”.

“Esta sociedad”, prosiguió Oramas, “no puede seguir echándose los
muertos a la cara”. “Esta sociedad tiene que reconciliarse con lo que
pasó y, sobre todo, tener garantías de que no vuelva a pasar”.

Finalmente, la diputada canaria reclamó al Defensor del Pueblo su
intervención ante el grave problema que se están encontrando los miles
de venezolanos que viven en España, y en gran número en Canarias, que
están pendientes de que se regularicen sus permisos de residencia y se
encuentran con la paralización de sus expedientes. Una situación
denunciada por ACNUR que señala que son las familias venezolanas con
niños las que padecen la mayor situación de vulnerabilidad; una
situación que puede revertirse con la reactivación de las oficinas que
regularizan sus expedientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies